Comandos para usted! no exception!

(Esta lista fue generada a partir de un sitio web en una b�squeda al azar en google “Comandos del Nuevo Testamento.” Misionero Norman Oetker.

Lista de comandos en el Nuevo Testamento. Hay un total de 684 pasajes.

Esta es una herramienta para ayudarle a llevar a cabo la segunda mitad de la Gran Comisi�n:

“Ense��ndoles que guarden todas las cosas que os he mandado.”

Esta es una lista completa de todos los comandos que se aplican a nosotros hoy.

La gente a menudo se preguntan cu�les son los comandos que Jes�s nos mand� a ense�ar.

Al revisar esta lista podr�s ver que Dios nos ense�a con gran detalle lo que significa ser un cristiano, un seguidor de Jes�s: �c�mo debemos actuar, y lo que debemos hacer, y lo que no debe hacer en diferentes circunstancias.

Ver la lista de comandos en las categor�as Tema

JES�S DE MANDO! en Mateo 28:20 ense��ndoles que guarden todas las cosas que os he mandado;Los cristianos deben ense�ar a sus, los ap�stoles, evangelistas y comandos de los 686 NUEVO TESTAMENTO pasajes

Mateo 3:2 Y diciendo: Arrepent�os, porque el reino de los cielos est� cerca.

Mateo 03:08 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento:

Mateo 4:4 �l respondi� y dijo: Escrito est�: El hombre no vive s�lo de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

 

Mateo 4:7 Jes�s le dijo: Escrito est� tambi�n,: No tentar�s al Se�or tu Dios.

Mateo 04:10 Entonces Jes�s le dijo:, Vete, Satan�s, porque escrito est�, el culto Amar�s al Se�or tu Dios, y le sirven s�lo har�s.

 

Mateo 4:17 Desde entonces comenz� Jes�s a predicar ya decir: Arrepent�os, porque el reino de los cielos est� cerca.

Mateo 4:19 Y �l les dijo: Venid en pos de m�, y yo os har� pescadores de hombres.

 

Mateo 5:12 Al�grate, y se alegr�, porque grande es vuestra recompensa en los cielos: porque as� persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Mateo 5:16 Deja que tu luz brille ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que est� en el cielo.

 

Mateo 5:17-19 No pens�is que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido para abrogar, sino para cumplir. (18) Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasar�n de ning�n modo de la ley, hasta que todo se haya cumplido. (19) que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos, y as� ense�e a los hombres, muy peque�o ser� llamado en el reino de los cielos: mas cualquiera que los haga y los ense�e, �ste ser� llamado grande en el reino de los cielos .

 

Mateo 5:23-24 Por lo tanto, si traes tu ofrenda al altar y all� te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, (24) deja all� tu ofrenda delante del altar, y anda, reconc�liate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

 

Mateo 5:25-26 De acuerdo con tu adversario pronto, mientras est�s en el camino con �l, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez te entregue al alguacil, y seas echado en la c�rcel. (26) De cierto te digo, T� que no saldr�s de all� hasta que hayas pagado el �ltimo cuadrante.

Mateo 5:29-30 Y si tu ojo derecho te fuere ocasi�n de caer, s�calo y �chalo de ti; pues mejor te es que uno de tus miembros perezca, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. (30) Y si tu mano derecha te fuere ocasi�n de caer, c�rtala, y �chalo de ti; pues mejor te es que uno de ciudad del gran Rey.

mateo 7:6 No deis lo santo a los perros, ni ech�is y e perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen con sus pies, y se vuelvan y os despedacen.

Mateo 7:7 Pedid y se os dar�, buscad y hallar�is, llamad y se os abrir�:

Mateo 07:12 Por lo tanto todas las cosas que quer�is que los hombres hagan con vosotros, as� tambi�n haced vosotros con ellos; porque esta es la ley y los profetas.

 

Mateo 7:13 Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdici�n, y muchos son los que entran por ella;

Mateo 07:15 Cuidado con los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

 

Mateo 08:22 Y Jes�s le dijo: S�gueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.

Mateo 09:02 Y he aqu�, le trajeron un hombre paral�tico, acostado en una cama: y viendo Jes�s la fe dijo al paral�tico: Hijo, ten buen �nimo, tus pecados te son perdonados.

Mateo 09:13 Id, pues, y aprended lo que significa, Misericordia quiero y no sacrificio, porque yo no he venido a llamar justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

 

Mateo 09:22 Y Jes�s le dio la vuelta, y cuando �l la vio, dijo: Hija, de un buen confort, tu fe te ha salvado. Y la mujer fue sanada desde aquella hora.

Mateo 9:38 Rogad, pues, al Due�o de la mies que env�e obreros a su mies.

 

Mateo 10:7-15 Y vaya como vosotros, predicar, diciendo: El reino de los cielos est� cerca. (8) Curar a los enfermos, limpiar leprosos, resucitar a los muertos, echad fuera demonios: de gracia recibisteis, dad de gracia. (9) Proporcionar ni oro, ni plata, ni cobre en vuestras fajas; (10), ni alforja para el camino, ni dos t�nicas, ni calzado, ni de bord�n; porque el obrero es digno de su alimento. (11) Y en todo lo que hac�is de la ciudad o pueblo entrar�, informaos qui�n en ella es digno, y quedaos all� hasta que salg�is.

 

(12) Y cuando hay�is entrado en una casa, saludan. (13) Y si la casa fuere digna, vuestra paz vendr� sobre ella: pero si no fuere digna, vuestra paz se volver� a usted. (14) Y el que no os reciban ni escuchen vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies. (15) En verdad os digo, ser� m�s tolerable para la tierra de Sodoma y Gomorra en el D�a del Juicio, que para aquella ciudad.

Mateo 10:16-20 He aqu�, yo os env�o como ovejas en medio de lobos: sed pues prudentes como serpientes y sencillos como palomas. (17) Pero ten cuidado con los hombres, porque os entregar�n a los consejos, y os azotar�n en sus sinagogas; (18) Y ser�is llevados ante gobernadores y reyes por mi causa, para testimonio a ellos ya la gentiles. (19) Pero cuando os entreguen, no piensan c�mo o qu� hab�is de hablar, porque os ser� dado en aquella misma hora lo que hab�is de hablar. (20) Porque no sois vosotros los que habl�is, sino el Esp�ritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

 

Mateo 10:23 Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra: porque de cierto os digo: No os han pasado las ciudades de Israel, hasta que el Hijo del hombre venir.

Mateo 10:26-31 No temas que por lo tanto: porque no hay nada encubierto que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse. (27) Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz: y lo que o�s al o�do, que predican vosotros desde las azoteas.

 

(28) Y no tem�is a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma: temed antes � aquel que es capaz de destruir el alma y el cuerpo en el infierno. (29) No se venden dos pajarillos por un cuarto? y uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. (30) Sin embargo, los cabellos de vuestra cabeza est�n todos contados. (31), no tem�is por lo tanto, vosotros sois de m�s valor que muchos gorriones.

Mateo 10:34 No pens�is que he venido para traer paz a la tierra: no he venido para traer paz, sino espada.

 

Mateo 11:15 El que tiene o�dos para o�r, oiga.

Mateo 11:28-30 Venid a m� todos los que est�is trabajados y cargados, y yo os har� descansar.

Mateo 15:4 Porque Dios mand� diciendo: Honra a tu padre y madre, y: El que maldiga al padre oa la madre, muera la muerte.

Mateo 15:10 Y llam� a la multitud, y les dijo: O�d, y entended:

Mateo 15:14 Dejadlos: son ciegos gu�as de ciegos. Y si un ciego gu�a a otro ciego, ambos caer�n en el hoyo.

Mateo 16:06 Entonces Jes�s les dijo: Mirad, y guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.

Mateo 16:24 Entonces Jes�s dijo a sus disc�pulos: Si alguno quiere venir en pos de m�, ni�guese a s� mismo, tome su cruz, y s�game.

 

Mateo 17:05 Mientras �l a�n hablaba, una nube luminosa los cubri�; y he aqu� una voz desde la nube, que dec�a: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a �l o�d.

Mateo 18:8-9 Por tanto, si tu mano o tu pie te hace pecar, c�rtalo, y los echan de ti: que mejor te es entrar en la vida cojo o mutilado, que teniendo dos manos o dos pies ser echado al fuego eterno. (9) Y si tu ojo te ofende, s�catelo y �chalo de ti: mejor te es entrar en la vida con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado en el fuego del infierno.

Mateo 18:10 Mirad, no teng�is uno de estos peque�os, porque os digo, que en el cielo sus �ngeles ven siempre el rostro de mi Padre que est� en el cielo.

 

Mateo 18:15-17 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y dile que por su culpa entre ti y �l solo: si te oyere, has ganado a tu hermano. (16) Pero si no te oir�, a continuaci�n, toma contigo una o dos m�s, que en boca de dos o tres testigos toda palabra puede ser establecida. (17) Y si no oyere a ellos, dilo a la iglesia: pero si no oyere a la iglesia, que sea a ti como un hombre gentil y publicano.

Mateo 18:22 Jes�s le dijo, yo no te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

Mateo 19:06 As� que no son ya m�s dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios junt�, no lo separe el hombre.

Mateo 19:14 Y Jes�s dijo: Dejad a los ni�os, y no les impid�is, se acerquen a m�: porque de los tales es el reino de los cielos.

 

Mateo 19:17-19 Y �l le dijo: �Por qu� me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno, es decir, Dios: y si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. (18) �l le dijo: �Qu�? Jes�s dijo: Amar�s hacer ning�n asesinato, No cometer�s adulterio, no robar�s, no dar�s falso testimonio, (19) Honra a tu padre ya tu madre: y, Amar�s a tu pr�jimo como a ti mismo.

Mateo 19:21 Jes�s le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendr�s tesoro en el cielo: y ven y s�gueme.

Mateo 20:26-28 Pero no ser� as� entre vosotros, sino todo el que quiera ser grande entre vosotros, sea vuestro servidor; (27) y el que quiera ser primero entre vosotros, ser� vuestro siervo:

(28) Incluso como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.

Mateo 22:21 Le dijeron: De C�sar. Entonces Jes�s les dijo: Dad, pues, al C�sar lo que es del C�sar, ya Dios lo que es de Dios.

Mateo 22:37 Jes�s le dijo: Amar�s al Se�or tu Dios con todo tu coraz�n, y con toda tu alma y con toda tu mente.

Mateo 22:39 Y el segundo es semejante: Amar�s a tu pr�jimo como a ti mismo.

Mateo 23:2-9 diciendo: Los escribas y los fariseos se sientan en la c�tedra de Mois�s: (3) Todos los que por lo tanto alguna oferta que observar, observar y que hacer, pero no hag�is conforme a sus obras, porque dicen, y no . (4) Porque atan cargas pesadas y dif�ciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres, pero ellos mismos no las quieren mover con uno de sus dedos.

(5), todas sus obras hacen para ser vistos de los hombres: se ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos, (6) Y el amor el en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, ( 7) Y salutaciones en las plazas, y ser llamados de los hombres, Rab�, Rab�. (8) Pero no se�is llamados Rab�; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. (9) Y no llam�is padre vuestro a la tierra, porque uno es vuestro Padre, que est� en los cielos.

Mateo 23:8-10 Pero no se�is llamados Rab�; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. (9) Y no llam�is padre vuestro a la tierra, porque uno es vuestro Padre, que est� en los cielos. (10) Ni se�is llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.

Mateo 24:4 Respondiendo Jes�s, les dijo: Mirad que nadie os enga�e.

Mateo 24:6 Y oir�is de guerras y rumores de guerras: mirad que no sea problem�tica: por todas estas cosas deben suceder, pero el fin no es todav�a.

Mateo 24:15-18 Cuando viereis la abominaci�n de la desolaci�n, que fue dicha por Daniel profeta, que estar� en el lugar santo, (el que lee, entienda:) (16) Entonces los que est�n en Judea, huyan a las monta�as: (17) y el que est� en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa: (18) Ni que �l, que est� en el campo, no vuelva atr�s para tomar su ropa.

Mateo 24:20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en s�bado:

Mateo 24:23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aqu� est� el Cristo, o all�, no lo cre�is.

Mateo 24:26 As� que, si os dijeren: Mirad, est� en el desierto, no salg�is: He aqu�, est� en los aposentos, no lo cre�is.

Mateo 24:42 Velad, pues, porque no sab�is a qu� hora ha de venir vuestro Se�or.

Mateo 24:44 Por lo tanto, tambi�n vosotros estad preparados, porque en la hora que no pens�is vendr� el Hijo del hombre.

Mateo 25:13 Velad, pues, porque no sab�is ni el d�a ni la hora en que el Hijo del Hombre vendr�.

Mateo 26:26-29 Y mientras com�an, tom� Jes�s el pan y lo bendijo, y lo parti� y lo dio a los disc�pulos, y dijo: Tomad, comed, �ste es mi cuerpo. (27) Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; (28) Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para perd�n de los pecados .

(29) Pero yo os digo, que desde ahora no beber� de este fruto de la vid, hasta aquel d�a cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mateo 28:19-20 Id, pues, y haced disc�pulos a todas las naciones, bautiz�ndolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Esp�ritu Santo: (20) ense��ndoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aqu� yo estoy con vosotros todos los d�as hasta el fin del mundo. Am�n.

Marcos 1:15 Y diciendo: El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios est� cerca: arrepent�os, y creed en el evangelio.

Marcos 1:17 Y Jes�s les dijo: Venid en pos de m�, y har� que se�is pescadores de hombres.

Marcos 04:03 Escuchad: He aqu� que sali� un sembrador a sembrar:

 

Marcos 4:09 Y �l les dijo: El que tiene o�dos para o�r, oiga.

Mark4: 23 Si alguno tiene o�dos para o�r, oiga. 24 Y �l les dijo: Mirad lo que o�s: con que med�s medida de vosotros, que se medir� a vosotros, y vosotros los que o�s, se le dar�.

Marcos 6:7-11 Y llam� � los doce, y comenz� a enviarlos de dos en dos, y les dio poder sobre los esp�ritus inmundos; (8) Y les mand� que no llevasen nada para el camino, sino un personal, sin alforja, ni pan, ni dinero en su monedero; (9) Pero se calzados con sandalias, y no vistiesen dos t�nicas. (10) Y �l les dijo: �En qu� lugar NINGUNA NATURALEZA entr�is en una casa, quedaos all� hasta que salg�is de aquel lugar. (11) Y el que no os recibieren ni os oyeren, salid de all�, sacudid el polvo bajo sus pies en testimonio contra ellos. De cierto os digo, ser� m�s tolerable para Sodoma y Gomorra en el d�a del juicio, que para aquella ciudad.

Marcos 07:14 Y cuando �l hab�a llamado a todas las personas a �l, �l les dijo: O�dme todos y cada uno de ustedes, y comprender:

Marcos 07:16 Si alguno tiene o�dos para o�r, oiga.

Marcos 8:15 Y les mand�, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes.

Mar 8:34 Y cuando �l llam� al pueblo a �l con sus disc�pulos, �l les dijo: Si alguno quiere venir en pos de m�, ni�guese a s� mismo, tome su cruz, y s�game.

Marcos 9:35 Y �l se sent� y llam� a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, �ste ser� el �ltimo de todos y el servidor de todos.

Marcos 9:38-39 Y Juan le respondi� diciendo: Maestro, hemos visto a uno que echaba fuera demonios en tu nombre, y �l no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos sigue. (39) Pero Jes�s dijo, �l no impid�is; porque no hay nadie que haga milagro en mi nombre, para que luego pueda decir mal de m�.

Marcos 9:43-48 Y si tu mano te ofende, c�rtala: es mejor para ti entrar en la vida mutilado, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado: (44) En los casos su gusano no muere y el fuego nunca se apaga. (45) Y si tu pie te hace pecar, c�rtala: es mejor te es entrar en la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado al infierno, al fuego que no puede ser apagado: (46) Cuando el gusano no muere y el fuego nunca se apaga. (47) Y si tu ojo te ofende, s�catelo: es mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado en el fuego del infierno: (48) Cuando su gusano no muere, y el fuego nunca se apaga.

Marcos 9:50 Buena es la sal; pero si la sal pierde su salinidad, �con qu� quer�is que la temporada? Tened sal en vosotros mismos, y tener paz unos con otros.

Marcos 10:09 Por tanto, lo que Dios junt�, no lo separe el hombre.

Marcos 10:14 Pero cuando Jes�s lo vio, se indign�, y les dijo: Dejad que los ni�os vengan a m�, y no se lo impid�is porque de los tales es el reino de Dios.

Marcos 10:19 T� sabes los mandamientos: No cometer�s adulterio, no matar�s, No robar, No levantar falso testimonio, no defraudar, honrar padre y madre.

Marcos 10:21 Entonces Jes�s, mir�ndole, le am� y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendr�s tesoro en el cielo: y ven, tomar la cruz, y s�game.

Marcos 11:22 Y respondiendo Jes�s les dijo: Tened fe en Dios.

Marcos 11:23-24 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Qu�tate, y �chate en el mar, y no dudare en su coraz�n, pero se cree que las cosas que dice: vendr� a pasar, sino que tendr� todo lo que �l dice.

(24) Por tanto os digo que todo lo que pidiereis vosotros, cuando or�is, creed que lo recibir�is, y os vendr�.

Marcos 11:25-26 Y cuando est�is orando, perdonad, si ten�is algo contra alguno, para que tambi�n vuestro Padre que est� en los cielos os perdonar� vuestras ofensas. (26) Pero si vosotros no perdon�is, tampoco vuestro Padre que est� en los cielos os perdonar� vuestras ofensas.

Marcos 12:17 Y respondiendo Jes�s les dijo: Dad al C�sar lo que es del C�sar, ya Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de �l.

Marcos 12:29-30 Y Jes�s le respondi�: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel: El Se�or nuestro Dios, Jehov� uno es: (30) Y amar�s al Se�or tu Dios con todo tu coraz�n, y con toda tu alma y con toda tu mente y con todas tus fuerzas: este es el primer mandamiento.

Marcos 12:31 Y el segundo es semejante: Amar�s a tu pr�jimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que �stos.

Marcos 12:38-40 Y les dijo en su doctrina: Guardaos de los escribas, que quieren andar con ropas largas y aman las salutaciones en las plazas, (39) Y las primeras sillas en las sinagogas, y las habitaciones superior en las fiestas: (40) que devoran las casas de las viudas y por pretexto hac�is largas oraciones: Estos recibir�n mayor condenaci�n.

Marcos 13:5-6 Y Jes�s respondiendo les comenz� a decir: Mirad que nadie os enga�e: (6) Porque vendr�n muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y enga�ar�n a muchos.

os Marcos 13:7-13 Y cuando se oye hablar de guerras y rumores de guerras, no os turb�is tales necesidades debe ser, pero al final no se todav�a. (8) Porque se levantar� naci�n contra naci�n y reino contra reino; y habr� terremotos en diversos lugares, y habr� hambres y alborotos; estos son los principios de dolores.

(9) Pero mirad por vosotros, porque os entregar�n a los concilios, y en las sinagogas ser�is golpeados, y ser�is llevados ante gobernadores y reyes por mi causa, para testimonio a ellos. (10) Y el primer evangelio que se publicar� en todas las naciones. (11) Pero cuando se lo llevar�, y entregaros, no piensan de antemano lo que hab�is de hablar, tampoco os pens�is: mas lo que os sea dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que hablan , pero el Esp�ritu Santo. (12) Ahora el hermano entregar� al hermano a la muerte, y el padre al hijo, y los hijos se levantar�n contra sus padres, y los har�n morir. (13) Y ser�is aborrecidos de todos por causa de mi nombre, pero el que persevere hasta el fin, �ste ser� salvo.

 

Marcos 13:14-23 Pero cuando ve�is la abominaci�n desoladora de que habl� el profeta Daniel, puesta donde no debe, y mucho (lo que lee entienda), luego dejar que est�n en Judea, huyan a los montes: ( 15) Y el que est� en la azotea, no descienda a la casa, ni entrar en �l, para tomar algo de su casa: (16) Y el que est� en el campo no vuelva atr�s para tomar posesi�n de su prendas de vestir. (17) Pero �ay de las que est�n encintas, y de las que cr�en en aquellos d�as! (18) Y Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno. (19) Porque en aquellos d�as ser�n de tribulaci�n cual nunca ha habido desde el principio de la creaci�n que Dios cre�, hasta este momento, ni la habr�. (20) Y si el Se�or no hubiese acortado aquellos d�as, nadie ser�a salvo; mas por causa de los escogidos, a quienes �l ha escogido, que ha acortado los d�as.

(21) Y entonces, si alguien les dice a ustedes: He aqu�, aqu� est� el Cristo, o bien, he aqu�, �l est� ah�, no le creas: (22) Para falsos Cristos y falsos profetas se levantar�n, y dar�n se�ales y prodigios, para seducir, si fuera posible, aun a los escogidos. (23) Pero Mirad: he aqu� que os he anunciado todas las cosas.

Marcos 13:28-29 aprended la par�bola de la higuera: Cuando su rama est� tierna, y brotan las hojas hacia atr�s, sab�is que el verano est� cerca: (29) As� tambi�n vosotros, cuando ve�is estas cosas a pasar, s� que est� cerca, a las puertas.

Marcos 13:32-33 Pero de aquel d�a y que la hora nadie sabe, ni aun los �ngeles que est�n en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. (33) Mirad, velad y orad: porque no sab�is cu�ndo ser� el tiempo.

Marcos 13:35-37 Velad, pues, porque no sabe cuando el due�o de la casa viene, en incluso, oa la medianoche, o al canto del gallo, o por la ma�ana:

 

(36) Para que no venga de repente y los encuentre dormidos. (37) Y lo que digo lo digo a todos, Watch.

Marcos 14:22 Y mientras com�an, tom� Jes�s el pan y lo bendijo, y parti� y lo dio a ellos, y dijo: Tomad, comed: esto es mi cuerpo.

Marcos 14:38 Velad y orad, para que no entr�is en tentaci�n. El esp�ritu de la verdad est� dispuesto, pero la carne es d�bil.

Marcos 16:15-16 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. (16) El que creyere y fuere bautizado, ser� salvo, pero el que no creyere, ser� condenado.

Lucas 3:8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comenc�is a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre: porque os digo, que Dios es capaz de estas piedras dar hijos a Abraham.

Lucas 3:11 Y respondiendo les dijo: El que tiene dos t�nicas, d� al que no tiene; y el que tiene qu� comer, haga lo mismo.

Lucas 03:13 Y �l les dijo: No exij�is m�s de lo que os est� fijado.

Lucas 3:14 Y los soldados tambi�n exigi� de �l, diciendo: �Y qu� vamos a hacer? Y �l les dijo: No hag�is extorsi�n a nadie, ni acusar a cualquier falsa, y conformarse con su salario.

Lucas 04:04 Y Jes�s le respondi� diciendo: Escrito est�: Que el hombre no vive s�lo de pan, sino de toda palabra de Dios.

Lucas 04:08 Y Jes�s respondi� y le dijo: Vete de m�, Satan�s, porque escrito est�, el culto Amar�s al Se�or tu Dios, y le sirven s�lo har�s.

Lucas 4:12 Y respondiendo Jes�s le dijo: Se dice: No tentar�s al Se�or tu Dios.

Lucas 5:10 Y as� fue tambi�n Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compa�eros de Sim�n. Y Jes�s dijo a Sim�n: No temas, de los hombres ahora pescar�s.

Lucas 5:27 Y ??despu�s de estas cosas sali�, y vio a un publicano llamado Lev�, sentado al banco de los tributos, y �l le dijo: S�gueme.

Lucas 6:23 Gozaos en aquel d�a, y alegraos, porque he aqu�, vuestra recompensa ser� grande en el cielo: en la manera como lo hicieron sus padres a los profetas.

Lucas 6:27-29 Pero yo os digo: vosotros los que o�s: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, 28 Bendice a los que os maldicen, y orad por los que os ultrajan. 29 Y a �l que te hiera en una mejilla, tambi�n la otra; y lo que quita tu manto proh�ben a no tomar tambi�n la t�nica.

Lucas 6:30 Dad a cada hombre que pide de ti y de lo que quita tus bienes no vuelvas � pedir.

Lucas 6:31 Y como quer�is que los hombres hagan con vosotros, as� tambi�n haced vosotros con ellos lo mismo.

Lucas 6:35 Pero el amor a vuestros enemigos y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y vuestra recompensa ser� grande, y ser�is hijos del Alt�simo, porque �l es clase � los ingratos y malos .

Lucas 6:36 Sed, pues, misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso.

Lucas 6:37 No juzgu�is y no ser�is juzgados, no conden�is y no ser�is condenados; perdonad, y ser�is perdonados:

Lucas 6:38 Dad, y se os dar�, medida buena, apretada, remecida y, y rebosando dar�n en vuestro regazo. Porque con la misma medida que mete Con todo os ser� medido de nuevo.

Lucas 06:42 O c�mo puedes decir a tu hermano: Hermano, d�jame sacar la paja que est� en tu ojo, cuando t� ves a ti mismo no la viga que est� en tu propio ojo? Hip�crita, expulsado primero la viga de tu propio ojo, y entonces ver�s con claridad para sacar la paja que est� en el ojo de tu hermano.

Lucas 8:8 Y otra parte cay� en buena tierra, y se levant� y dio a luz un fruto ciento por uno. Y cuando hubo dicho estas cosas, clam�: El que tiene o�dos para o�r, oiga.

Lucas 08:18 Mirad, pues, c�mo o�s; porque cualquiera que tiene, le ser� dado, y no cualquiera que tiene, le ser� tomado aun lo que parezca tener.

Lucas 9:3-5 Y �l les dijo: No tom�is nada para el camino, ni palos, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni tienen dos capas cada uno. (4) Y todo lo que entrar en casa, quedaos all�, y salen de all�. (5) Y el que no va a recibir, salid de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos.

Lucas 09:23 Y �l dijo a todos: Si alguno quiere venir en pos de m�, ni�guese a s� mismo, tome su cruz cada d�a, y s�game.

Lucas 09:50 Y Jes�s le dijo: no lo prohib�is; porque el que no est� contra nosotros est� con nosotros.

Lucas 9:59-60 Y dijo a otro: S�gueme. Pero �l dijo: Se�or, perm�teme ir primero a enterrar a mi padre.

(60) Jes�s le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos: t�, ve y anuncia el reino de Dios.  

Lucas 10:02 Y les dec�a: La mies es verdaderamente mucha, mas los obreros pocos: rogad pues, al Due�o de la mies, que se env�e obreros a su mies.

Lucas 10:3-12 Id: he aqu�, yo os env�o como corderos en medio de lobos. (4) Llevar ni bolsa, ni alforja, ni calzado; ya nadie salud�is por el camino. (5) Y en cualquier casa donde entr�is, decid primero: Paz a esta casa. (6) Y si el hijo de paz, vuestra paz reposar� sobre �l: si no, se volver� a vosotros. (7) Y en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que os dieren; porque el obrero es digno de su salario. No vayas de casa en casa. (8) Y en cualquier ciudad donde entr�is y os reciban, comed lo que os pusieren delante: (9) y curar a los enfermos que en ella, y decidles: El reino de Dios se ha acercado a vosotros.

(10) Pero en cualquier ciudad donde entr�is y no os reciban, saliendo por sus en las calles de la misma, y ??decir: (11) Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nosotros, nos lo sacudimos en su contra: a pesar de estar seguro de vosotros de esto, que el reino de Dios se ha acercado a vosotros. (12) Pero yo os digo, que ser� m�s tolerable en ese d�a para Sodoma, que para aquella ciudad.

Lucas 10:20 A pesar de esto no se regocijan de que los esp�ritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres est�n escritos en el cielo.

Lucas 10:27-28 Y respondiendo dijo: Amar�s al Se�or tu Dios con todo tu coraz�n, y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con toda tu mente; ya tu pr�jimo como a ti mismo. (28) Y �l le dijo: Bien has respondido: haz esto, y vivir�s.

Lucas 10:37 Y �l dijo: El que us� de misericordia con �l. Entonces Jes�s le dijo: Ve, y haz t� lo mismo.

Lucas 11:2-4 Y �l les dijo: Cuando or�is, decid: Padre nuestro que est�s en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. H�gase tu voluntad, como en el cielo, as� en la tierra. (3) Danos cada d�a nuestro pan de cada d�a. (4) Y perd�nanos nuestros pecados, porque tambi�n nosotros perdonamos a todo aquel que est� en deuda con nosotros. Y no nos dejes caer en tentaci�n, mas l�branos del mal.

Lucas 11:9 Y yo os digo: Pedid y se os dar�, buscad y hallar�is, llamad y se os abrir�.

Lucas 11:35 Mirad, pues, que la luz que en ti hay es tinieblas.

Lucas 11:41 Pero no dar limosna de las cosas que ten�is, y he aqu�, todas las cosas son limpias � usted.

Lucas 12:1 Por el momento, cuando se hallaba reunida una multitud innumerable de personas, a tal grado que pis� una sobre otra, comenz� a decir a sus disc�pulos: en primer lugar, Guardaos de la levadura de los fariseos, que es hipocres�a.

Lucas 12:4-5 Y os digo a mis amigos, No temas a los que matan el cuerpo, y despu�s nada m�s pueden hacer. (5) Pero yo os ense�ar� a qui�n deb�is temer: Temed a aquel que, despu�s de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno, s�, os digo que tengas temor de �l.

Lucas 12:07 Pero aun los cabellos de vuestra cabeza est�n todos contados. No tem�is, pues: Vosotros sois de m�s valor que muchos gorriones.

Lucas 12:11-12 Y cuando le traen � las sinagogas, y los magistrados de vosotros, y de competencias, vosotros sin pensar en c�mo o qu� har�is respuesta, o lo que hab�is de decir: (12) Por el Esp�ritu Santo os ense�ar� en la misma hora lo que deb�is decir.

Lucas 12:15 Y �l les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque consisteth vida de un hombre no en la abundancia de los bienes que posee.

Lucas 12:22 Y �l dijo a sus disc�pulos: Por tanto os digo, No se preocupen por su vida, qu� comer�is, ni para el cuerpo, qu� hab�is de vestir.

Lucas 12:24 Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa ni granero, y Dios los alimenta, �cu�nto m�s val�is vosotros que las aves?

Lucas 12:27 Considerad los lirios, c�mo crecen: no trabajan, ni hilan, y sin embargo os digo, que ni Salom�n en toda su gloria se visti� como uno de ellos.

Lucas 12:29 Y buscar No sab�is lo que hab�is de comer o qu� hab�is de beber, ni est�is en ansiosa inquietud.

Lucas 12:31 Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os ser�n a�adidas usted.

Lucas 12:32 No temas, peque�o reba�o, porque es su buena voluntad del Padre para darle el reino.

Lucas 12:33 Venta de lo que pose�is, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejecen, un tesoro en los cielos que no se agote, donde ladr�n no llega, ni polilla destruye.

Lucas 12:35-36 vuestros lomos Est�n ce�idos, y sus luces encendidas; (36) Y vosotros sed semejantes a hombres que esperan cuando su se�or ha de volver de la boda, para que cuando llegue y llame, que puede abierto a �l inmediatamente.

Lucas 12:40 Sed, pues, listo tambi�n, porque el Hijo del Hombre vendr� a la hora que no pens�is.

Lucas 12:58 Cuando vas con tu adversario al magistrado, como t� en el camino, procurad que seas librado de �l, no sea que te hale al juez, y el juez te entregue al alguacil, y el oficial de reparto de ti en la c�rcel.

Lucas 13:24 Esforzaos a entrar por la puerta estrecha: para muchos, os digo, intentar�n entrar y no podr�n.

Lucas 14:8-10 Cuando seas invitado de un hombre a una boda, no te sientes en la habitaci�n m�s alta, no sea un hombre m�s honorable que t� est� convidado de �l; (9) Y el que te mand� y que venga y diga a ti, Da lugar a �ste; y t� comiences con verg�enza a ocupar el �ltimo cuarto. (10) Pero cuando seas invitado, ve y si�ntate en el �ltimo lugar, para que cuando mand� viene de ti, �l puede decir a ti, Amigo, sube m�s arriba: entonces tendr�s la adoraci�n en la presencia de los que habitan en carne contigo.

 

Lucas 14:12-14 Y dijo tambi�n al que le orden�: Cuando hagas comida o cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni tus vecinos ricos; no sea que ellos te dir� de nuevo, y te sea hecha compensaci�n. (13) Pero cuando hagas banquete, llama a los pobres, el mutilado, a los cojos, los ciegos: (14) Y ser�s bendecido, porque no te pueden retribuir para ser�s recompensado en la resurrecci�n de los justos.

Lucas 14:35 No es ni para la tierra, ni por el muladar, pero los hombres lo echo fuera. El que tiene o�dos para o�r, oiga.

Lucas 16:9 Y yo os digo: Haceos amigos de las riquezas injustas, para que cuando vosotros no, os reciban en las moradas eternas.

Lucas 17:3 Mirad por vosotros mismos: Si transgresi�n contra ti tu hermano, repr�ndele; y si se arrepiente, perd�nalo.

Lucas 17:10 As� tambi�n vosotros, cuando hay�is hecho todo lo que os ha ordenado, decid: Siervos in�tiles somos: hemos hecho lo que deb�amos hacer.

Lucas 17:32 Acordaos de la mujer de Lot.

Lucas 18:06 Y dijo el Se�or: O�d lo que dice el juez injusto.

Lucas 18:16 Entonces Jes�s, llam�ndolos, dijo: Dejad a los ni�os venid a m�, y no se lo impid�is porque de los tales es el reino de Dios.

Lucas 18:20 T� sabes los mandamientos: No cometer�s adulterio, no matar�s, No robar, no levantar falso testimonio, Honra a tu padre ya tu madre.

Lucas 20:25 Y �l les dijo: Dad, pues, al C�sar lo que es de los C�sar ya Dios lo que es de Dios.

Lucas 20:46 Guardaos de los escribas, que quieren andar con ropas largas y aman las salutaciones en las plazas, y los m�s altos puestos en las sinagogas, y las habitaciones principales en las fiestas;

Lucas 21:08 Y �l dijo: Mirad que no se�is enga�ados; porque vendr�n muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y el tiempo atrae para cerca de: Id, pues, por tanto, no despu�s de ellos.

Lucas 21:09 Pero cuando oig�is de guerras y conmociones, no tengas miedo, pues estas primeras cosas que deben suceder, pero no es el fin por y por.

Lucas 21:14 Poned pues en vuestros corazones no pensar antes c�mo hab�is de responder:

Lucas 21:19 En vuestra paciencia poseer�is vuestras almas.

Lucas 21:21 Entonces los que est�n en Judea, huyan a los montes, y los que est�n en medio de ella, v�yanse; y no dejes que los que est�n en los pa�ses entren en ella.

Lucas 21:28 Y cuando estas cosas comiencen a suceder, mirad, y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redenci�n est� cerca.

Lucas 21:29-31 Y les habl� una par�bola: Mirad la higuera y todos los �rboles; (30) Cuando ya brotan, vosotros veis y conoc�is de vosotros mismos que el verano est� ya cerca. (31) As� tambi�n vosotros, cuando ve�is que suceden estas cosas, sabed que el reino de Dios est� cerca.

Lucas 21:34 Y mirad por vosotros, no sea que vuestros corazones se carguen de glotoner�a y embriaguez, y cuidados de esta vida, y as� ese d�a que vendr� sobre vosotros sin saberlo.

Lucas 21:36 Velad, pues, orando en todo tiempo, para que se�is tenidos por dignos

de escapar de todas estas cosas que vendr�n a pasar, y estar en pie delante del Hijo del hombre.

Lucas 22:17 Y tomando la copa, dio gracias y dijo: Tomad esto, y se dividen entre vosotros:

Lucas 22:19 Y tom� el pan, y habiendo dado gracias, lo parti� y les dio, diciendo: Este es mi cuerpo que por vosotros es dado: haced esto en memoria m�a.

Lucas 22:25-26 Y les dijo: Los reyes de las naciones se ense�orean de ellas, y los que ejercen autoridad sobre ellos son llamados bienhechores. (26) Pero vosotros no ser� as�, pero el que es el m�s grande entre vosotros, que sea como el m�s joven, y el que es el jefe, como el que sirve.

Lucas 22:36 Entonces les dijo: Pues ahora, el que tiene bolsa, t�mela, y tambi�n su alforja: y el que no tenga espada, venda su capa y compre una.

Lucas 22:40 Y cuando estaba en el lugar, les dijo: Orad que no entr�is en tentaci�n.

Lucas 22:46 Y les dijo: �Por qu� dorm�s? lugar y orad, para que no entr�is en tentaci�n.

Juan 1:43 El siguiente d�a quiso Jes�s ir a Galilea, y halla � Felipe, y le dijo: S�gueme.

Juan 2:16 Y dijo a los que vend�an palomas: Quitad de aqu� esto, y no hag�is de mi Padre casa de mercado.

Juan 2:07 Jes�s les dijo:, Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.

Juan 3:7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

Juan 4:35 �No dec�s vosotros: A�n faltan cuatro meses, y que llegue la siega? he aqu�, yo os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya est�n blancos para la cosecha.

Juan 5:14 Despu�s le hall� Jes�s en el templo, y le dijo: He aqu�, has sido sanado; no peques m�s, no sea que venga alguna cosa peor a ti.

Juan 5:39 Escudri�ad las Escrituras, porque en ellas ten�is la que ten�is vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de m�.

Juan 6:27 Trabajad no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del hombre os dar�: porque a �ste se�al� Dios el Padre.

Juan 6:43 Jes�s respondi� y les dijo: No murmur�is entre vosotros.

Juan 7:24 No juzgu�is seg�n las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

Juan 12:35-36 Entonces Jes�s les dijo: A�n por un poco est� la luz entre vosotros. Caminad mientras ten�is la luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que no anduvo en la oscuridad sabe a d�nde va. (36) Entre tanto que ten�is luz, creed en la luz, para que se�is hijos de luz. Estas cosas habl� Jes�s, y se fue, y no esconderse de ellos

Juan 13:14-15 Pues si yo, el Se�or y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros tambi�n deb�is lavaros los pies unos a otros. (15) Porque os he dado ejemplo, para que vosotros hag�is como yo he hecho con vosotros.

Juan 13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os am�is unos a otros como yo os he amado, que tambi�n os am�is unos a otros.

Juan 14:1 Que no se turbe vuestro coraz�n; cre�is en Dios, creed tambi�n en m�.

Juan 14:11 Creedme que yo soy en el Padre y el Padre en m�: o bien me cree por el bien de las mismas obras.

Juan 14:13 Y todo lo que pid�is en mi nombre, lo har�, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Juan 14:15 Si me am�is, guardad mis mandamientos.

Juan 14:27 La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. Que no se turbe vuestro coraz�n, ni tenga miedo.

Juan 15:4 Permaneced en m�, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por s� mismo, si no permanece en la vid, as� tampoco vosotros, si no permanec�is en m�.

Juan 15:9 Como el Padre me am�, tambi�n yo os he amado: permaneced en mi amor.

Juan 15:12 Este es mi mandamiento: Que os am�is los unos a los otros como yo os he amado.

Juan 15:17 Estas cosas os mando: que os am�is los unos a los otros.

Juan 16:24 Hasta ahora no hab�is pedido nada en mi nombre: pedid, y recibir�is, para que vuestro gozo sea cumplido.

Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en m� teng�is paz. En el mundo tendr�is aflicci�n: mas confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 20:22 Y cuando hubo dicho esto, sopl� sobre ellos y les dijo: Recibid el Esp�ritu Santo:

Juan 21:15-17 Cuando hubieron comido, Jes�s dijo a Sim�n Pedro: Sim�n, hijo de Jon�s, �me amas m�s que �stos? �l le dijo: S�, Se�or, t� sabes que te amo. �l le dijo: “Apacienta mis corderos”. (16) le dice a �l por segunda vez: Sim�n, hijo de Jon�s, �me amas? �l le dijo: S�, Se�or, t� sabes que te amo. �l le dijo: “Apacienta mis ovejas”. (17) Le dijo la tercera vez: Sim�n, hijo de Jon�s, �me amas? Pedro se entristeci� de que le dijese la tercera vez: �Me amas? Y �l le dijo: Se�or, t� lo sabes todo, t� sabes que te amo. Jes�s le dijo: “Apacienta mis ovejas.”

Juan 21:19 Esto lo dijo, dando a entender con qu� muerte hab�a de glorificar a Dios. Y cuando hubo

dicho esto, �l le dijo: S�gueme.

Juan 21:22 Jes�s le dijo: Si quiero que �l quede hasta que yo venga, �qu� a ti? t� me siga.

Hechos 2:38 Y Pedro les dijo: Arrepent�os, y baut�cese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perd�n de los pecados, y recibir�is el don del Esp�ritu Santo.

Hechos 3:19 As� que, arrepent�os y convert�os, para que vuestros pecados sean borrados, cuando los tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Se�or;

Hechos 8:22 Arrepi�ntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si tal vez el pensamiento de tu coraz�n pueden ser perdonados.

Hechos 10:15 Y la voz le habl� de nuevo la segunda vez: Lo que Dios limpi�, no lo llames t� com�n.

Hechos 10:42 Y nos mand� predicar al pueblo y dar testimonio de que �l es el que fue ordenado por Dios para ser el juez de vivos y muertos.

Hechos 13:40-41 Mirad, pues, que no venga sobre vosotros, el cual se habla en los profetas; (41) He aqu�, os desprecian, y me pregunto, y perecer, porque yo hago una obra en vuestros d�as, una obra que hab�is ser� de ninguna manera creo, aunque un hombre declararla vosotros.

Hechos 15:20 Pero de que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los �dolos, de fornicaci�n, de ahogado y de sangre.

Hechos 15:29 Que os absteng�is de las carnes ofrecidas a los �dolos, de sangre, de ahogado y de fornicaci�n: de que si os guardareis, bien har�is, os vaya bien.

Hechos 17:30 Y los tiempos de esta ignorancia, Dios pas� por alto, pero ahora manda a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan:

Hechos 20:28-31 Por tanto mirad por vosotros, ya todo el reba�o en que el Esp�ritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia de Dios, que �l gan� por su propia sangre. (29) Porque yo s� que despu�s de mi partida se lobos rapaces entrar�n en medio de ti, que no perdonar�n al reba�o. (30) Y de vosotros mismos se levantar�n hombres que hablen cosas perversas para arrastrar a los disc�pulos tras ellos. (31) Por tanto, velad, y recordar, que por el espacio de tres a�os no he cesado de advertir a todas las noches y un d�a de l�grimas.

Romanos 6:11-13 As� mismo tambi�n vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jes�s Se�or nuestro. (12) �No pues, el pecado reine en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezc�is en sus concupiscencias.

 

(13) ni tampoco present�is vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros como instrumentos de justicia a Dios.

Romanos 11:17-18 Y si algunas de las ramas fueron desgajadas, y t�, siendo olivo silvestre, has sido injertado entre ellas, y has sido hecho participante de la ra�z y la rica savia del olivo, (18) No te jactes contra las ramas. Pero si cuentan con t�, t� no llevas la ra�z, sino la ra�z a ti.

11:21 Romanos Porque si Dios no perdon� a las ramas naturales, mire que no tampoco te perdonar�.

Romanos 12:1 Os ruego pues, hermanos, por la misericordia de Dios, que present�is vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Romanos 12:2 Y no os conform�is a este siglo, sino transformaos por la renovaci�n de vuestro entendimiento, para que comprob�is cu�l sea la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

Romanos 12:3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que est� entre vosotros, de no pensar en s� mismo m�s alto que lo que debe pensar, pero pensar con cordura, conforme lo que Dios reparti� a cada uno en la medida de fe.

Romanos 12:6-8, teniendo diferentes dones seg�n la gracia que nos es dada, si el de profec�a, �sese conforme a la medida de la fe; (7) o el ministerio, vamos a esperar en servir; o el que ense�a , en la ense�anza; (8) el que exhorta, en la exhortaci�n; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegr�a.

Romanos 12:9 El amor sea sin fingimiento. Aborrecer lo que es malo; unir� a lo que es bueno.

Romanos 12:10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en honor a preferir unos a otros;

Romanos no perezosos en los negocios 12:11; fervientes en esp�ritu, sirviendo al Se�or;

Romanos 12:12 Me regocijo en la esperanza, pacientes en la tribulaci�n, constantes en la oraci�n;

12:13 La distribuci�n de los romanos a la necesidad de los santos; practicando la hospitalidad.

Romanos 12:14 Bendecid a los que os persiguen: bendiga, y no maldig�is.

Romanos 12:15 Gozaos con los que se gozan, llorad con los que lloran.

Romanos 12:16 Ser de la misma mente hacia otro. No altivos, sino condescender a los hombres de baja condici�n. No seas sabio en tu propia opini�n.

Romanos 12:17-21 No pagu�is a nadie mal por mal. Procurad lo bueno delante de todos los hombres. (18) Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. (19) Queridos hermanos, no se venguen, sino m�s bien dar lugar � la ira: porque escrito est�: M�a es la venganza, yo pagar�, dice el Se�or. (20) Por tanto, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber: porque al hacerlo mont�n de ascuas de fuego sobre su cabeza. (21) No seas vencido de lo malo, sino vence el mal con el bien.

Romanos 13:1 Que cada alma se someta a los poderes superiores. Porque no hay autoridad sino de parte de Dios: los que mandan son ordenadas por Dios.

Romanos 13:3-5 Porque los magistrados no est�n para infundir temor a las buenas obras, sino al malo. �Quieres, pues, no temer la autoridad? hacer lo que es bueno, y tendr�s alabanza de la misma: 4 Porque es ministro de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme, porque no lleva la espada en vano, porque �l es el ministro de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 5 Por lo cual es necesario estarle sujetos, no s�lo por la ira, sino tambi�n por motivos de conciencia.

Romanos 13:6-7 Porque por esto rendir un homenaje, tambi�n vosotros, porque ellos son ministros de Dios que atienden continuamente a esto mismo. (7) Pagad a todos lo que deb�is: al que tributo homenaje es debido, al que impuesto, al que respeto, honor a quien honor.

Romanos 13:8 No deb�is a nadie nada, sino a amarnos unos a otros: porque el que ama al pr�jimo ha cumplido la ley.

Romanos 13:09 Por: No cometer�s adulterio, no matar�s, no robar�s, no dar�s falso testimonio, no codiciar�s, y si hay alg�n otro mandamiento, que se resume en esta sentencia , a saber: Amar�s a tu pr�jimo como a ti mismo.

Romanos 13:12-14 La noche est� avanzada, el d�a est� a la mano: vamos pues, las obras de las tinieblas, y vist�monos las armas de la luz. (13) Andemos honestamente, como en el d�a; no en glotoner�as y borracheras, no en lechos y disoluciones, no en contiendas y envidia. (14) Sin embargo, vest�os del Se�or Jesucristo, y no hag�is caso de la carne, para satisfacer sus concupiscencias.

Romanos 14:01 lo que es d�bil en la fe recibir vosotros, pero no con disputas dudosa.

Romanos 14:03 Y el que no come lo que come no desprecie, y que no lo que no come lo que come juez: porque Dios lo recibi�.

Romanos 14:5-7 Uno hace diferencia entre d�a y d�a; otro juzga iguales todos los d�as. Cada uno est� plenamente convencido en su propia mente. (6) El que hace caso del d�a, lo hace para el Se�or, y el que no hace caso del d�a, para el Se�or no lo consideran. El que come, come para el Se�or, porque da gracias a Dios, y el que no come para el Se�or no come, y da gracias a Dios. (7) Porque ninguno de nosotros vive para s� mismo y ninguno muere para s� mismo.

Romanos 14:13 No debemos juzgarnos unos a otros por lo tanto tampoco: pero el juez de este lugar, que no poner tropiezo u ocasi�n de caer al hermano.

Romanos 14:15-16 Pero si tu hermano se entristeci� con tu comida, ahora andas no caridad. Destruir no �l con tu comida, por quien Cristo muri�. (16) Que no, entonces su bien ser mal hablado de:

Romanos 14:19 Vamos, pues, sigue en pos de las cosas que contribuyen a la paz, y cosas con las cuales se puede edificar a otros.

Romanos 14:20 No destruyas la obra de Dios. Todas las cosas la verdad son limpias; pero es malo para que el hombre que come con esc�ndalo.

Romanos 14:22 T� tienes fe? para que la tengan a ti mismo ante Dios. Feliz es el que no se condenar� en que lo que aprueba.

Romanos 15:01 entonces que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los d�biles y no agradarnos a nosotros mismos.

Romanos 15:02 Que cada uno de nosotros agrade a su pr�jimo en bien, � edificaci�n.

Romanos 15:07 Por lo cual reciben unos a los otros, como tambi�n Cristo nos recibi�, para gloria de Dios.

Romanos 15:10-11 Y otra vez dice: Alegraos, gentiles, con su pueblo. (11) Y otra vez: Alabad al Se�or todos los gentiles, y le alaban, todos los pueblos.

Romanos 16:16 Saludaos unos a otros con �sculo santo. Las iglesias de Cristo os saludan.

Romanos 16:17 Y os ruego, hermanos, que mir�is los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros hab�is aprendido, y evitarlos.

1 Corintios 1:10 Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Se�or Jesucristo, que habl�is todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que est�is perfectamente unidos en una misma mente y en la misma sentencia.

1 Corintios 3:18 Que nadie se enga�e. Si alguno entre vosotros se cree sabio en este mundo, que sea un tonto, que llegue a ser sabio.

1 Corintios 03:21 As� que, ninguno se glor�e en los hombres. Para todo es vuestro;

1 Corintios 04:01 Que un hombre tan en cuenta de nosotros, como de los ministros de Cristo y administradores de los misterios de Dios.

1 Corintios 04:05 Por lo tanto, no juzgu�is nada antes de tiempo, hasta que venga el Se�or, que tanto le sacan a la luz lo oculto de las tinieblas, y manifestar� las intenciones de los corazones: y entonces cada uno recibir� su alabanza de Dios.

1 Corintios 4:16 Por lo cual os ruego, sed imitadores de m�.

1 Corintios 5:4-5 En el nombre de nuestro Se�or Jesucristo, cuando est�is reunidos, y mi esp�ritu, con el poder de nuestro Se�or Jesucristo, (5) Para tal sea entregado a Satan�s para destrucci�n de la carne, para que el esp�ritu sea salvo en el d�a del Se�or Jes�s.

1 Corintios 5:7 Limpiad pues la vieja levadura, para que se�is nueva masa, como sois sin levadura. Porque aun Cristo, nuestra Pascua es sacrificado por nosotros: 8 Por lo tanto vamos a celebrar la fiesta, no con vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

1 Corintios 5:9-11 Yo he escrito a usted en una ep�stola no a la compa��a con los fornicarios: (10) Sin embargo, no del todo los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o ladrones, o con los id�latras; pues en tal caso os ser�a necesario ir fuera del mundo. (11) Pero ahora he escrito a vosotros, no para mantener la empresa, si un hombre que se llama a un hermano, fuere fornicario, o avaro, o id�latra, o maldiciente, o borracho, � ladr�n, con tal persona no, no para comer.

1 Corintios 5:13 Pero los que est�n fuera, Dios juzgar�. Quitad, pues, de entre vosotros a ese perverso.

1 Corintios 06:04 Si, pues, ten�is juicios de cosas de esta vida, los puso al juez que son de menor estima en la iglesia.

1 Corintios 6:9-10 �No sab�is que los injustos no heredar�n el reino de Dios? No os enga��is: ni los fornicarios, ni los id�latras, ni los ad�lteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, (10) ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredar�n el reino de Dios.

1 Corintios 6:18 Huid de la fornicaci�n. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, est� fuera del cuerpo, pero el que fornica, contra su propio cuerpo.

1 Corintios 7:2-5 Sin embargo, a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

1 Corintios 5:13 Pero los que est�n fuera, Dios juzgar�. Quitad, pues, de entre vosotros a ese perverso.

1 Corintios 06:04 Si, pues, ten�is juicios de cosas de esta vida, los puso al juez que son de menor estima en la iglesia.

1 Corintios 6:9-10 �No sab�is que los injustos no heredar�n el reino de Dios? No os enga��is: ni los fornicarios, ni los id�latras, ni los ad�lteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, (10) ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredar�n el reino de Dios.

1 Corintios 6:18 Huid de la fornicaci�n. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, est� fuera del cuerpo, pero el que fornica, contra su propio cuerpo.

1 Corintios 7:2-5 Sin embargo, a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

(3) Que el marido cumpla mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. (4) La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido, y asimismo el marido no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino su esposa. (5) No os negu�is el uno al otro, a no ser con el consentimiento de un tiempo, para que os dediqu�is a la oraci�n y el ayuno, y se re�nen de nuevo, que Satan�s no os tiente por vuestra incontinencia.

1 Corintios 7:10-11 Y a los comandos que me cas�, pero no yo, sino el Se�or: Que la mujer no se aparte del marido: (11) Sin embargo, y si se separa, qu�dese sin casar, o reconciliarse con su marido y no dejar que el marido repudiar a su mujer

1 Corintios 7:15 Pero si el incr�dulo se separa, sep�rese;. Un hermano o una hermana no est� sujeto a servidumbre en semejante caso, sino porque Dios nos ha llamado a la paz.

 

1 Corintios 07:18 �Es llamado alguno circuncidado? dejar que se convierta en no circuncidados. �Hay alguna llamada en la incircuncisi�n? Que no se circuncide.

1 Corintios 7:20-21 Que cada uno en la vocaci�n en que fue llamado. (21) �Eres llamado siendo siervo? la atenci�n no por ello: pero si bien puedes ser libre, usarlo en lugar.

1 Corintios 7:23 Porque hab�is sido comprados por precio; no os hag�is siervos de los hombres.

1 Corintios 07:24 Hermanos, que cada hombre, en que fue llamado, as� permanezca para con Dios.

1 Corintios 07:27 �Eres t� � ligado a mujer? no busco ser desatado. �Est�s libre de mujer? buscar no una esposa.

 

1 Corintios 7:28-35 Pero y si te casas, no pecas, y si la doncella se casare, que no ha pecado. Pero los tales tendr�n aflicci�n de la carne: mas yo os dejo. (29) Pero esto digo, hermanos, el tiempo es corto: resta, pues, que tanto los que tienen esposas sean como si no tuvieran; (30) Y los que lloran, como si no llorasen, y los que se regocijan, como si no se alegr�, y los que compran, como si no poseyesen; (31) Y los que usan de este mundo, ya que no abusar: porque la apariencia de este mundo pasa. (32) Pero me gustar�a que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas que pertenecen al Se�or, de c�mo agradar al Se�or: (33) Pero el que est� casado tiene cuidado de las cosas que son del mundo, de c�mo agradar a su mujer.

 

(34) Existe tambi�n diferencia entre una esposa y una virgen. La mujer no casada tiene cuidado de las cosas del Se�or, que para ser santa en cuerpo y en esp�ritu, pero que es casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de c�mo agradar a su marido. (35) Y esto digo para vuestro propio beneficio, no para que pueda emitir un lazo, pero por lo que es hermoso, y que pod�is asistir al Se�or sin distracciones.

1 Corintios 7:36-38 Pero si alguno se imagina que �l mismo behaveth feo hacia su virgen, si ella pasa la flor de su edad, y la necesidad as� lo requieran, le permiten hacer lo que quiera, no peca: que se casen. (37) Sin embargo el que est� en pie firme en su coraz�n, y no tiene necesidad, pero tiene poder sobre su propia voluntad, y ha decretado as� en su coraz�n que va a mantener a su hija virgen, bien hace. (38) As� que el que la da en casamiento hace bien, pero que no la da en casamiento hace mejor.

 

1 Corintios 8:9 Pero mirad que esta libertad vuestra no sea tropezadero � los que son d�biles.

1 Corintios 9:09 Porque est� escrito en la ley de Mois�s: No pondr�s bozal al buey que trilla. �Tiene Dios cuidado de los bueyes?

1 Corintios 9:24 vosotros no sab�is que los que corren en una carrera de ejecutar todos, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obteng�is.

1 Corintios 10:07 Ni se�is id�latras, como algunos de ellos, seg�n est� escrito: Se sent� el pueblo a comer ya beber, y se levant� a jugar.

1 Corintios 10:08 Ni vamos a fornicar, ya que algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un d�a veintitr�s mil.

1 Corintios 10:09 Ni tentemos al Se�or, como algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes.

1 Corintios 10:10 Ni murmur�is, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.

1 Corintios 10:12 Por lo cual, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

1 Corintios 10:14 Por tanto, amados m�os, huid de la idolatr�a.

1 Corintios 10:15 Os hablo como a sabios, juzgad vosotros lo que digo.

1 Corintios 10:24 Que nadie busque su propio bien, sino el del otro.

1 Corintios 10:25 Todo lo que es vendido en el mercado de la carne, que comen, sin preguntar nada por causa de la conciencia:

1 Corintios 10:27-29 Si alguno de ellos que no creen que usted haga una oferta a una fiesta, y vosotros estar dispuesto a ir, todo lo que es puesto delante de ti, comer, sin preguntar nada por motivos de conciencia. (28) Sin embargo, si alguno os digo: Esto se ofrece a los �dolos tambi�n renuncias, no comer por causa de aquel que se lo mostr�, y por motivos de conciencia: porque la tierra es del Se�or, y su plenitud: (29) Conciencia, digo, no tuya, sino de la otra: por qu� es juzgada mi libertad de conciencia de otro hombre?

1 Corintios 10:31 Si, pues, com�is o beb�is, o hac�is otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

1 Corintios 10:32 No se�is tropiezo ninguno, ni a los Judios, ni a los gentiles, ni a la iglesia de Dios:

1 Corintios 11:01 Sed imitadores de m�, como yo lo soy de Cristo.

1 Corintios 11:6-7 Porque si la mujer no se cubre, que ella tambi�n sea lisa: pero si es una verg�enza para una mujer cortarse el cabello o el afeitado, que se cubra. (7) Porque el var�n no debe cubrirse la cabeza, pues �l es imagen y gloria de Dios: pero la mujer es la gloria del hombre.

1 Corintios 11:13 Juzgad vosotros mismos: �Es propio que la mujer ore a Dios no cubierta?

1 Corintios 11:24-25 Y habiendo dado gracias, lo parti� y dijo: Tomad, comed: esto es mi cuerpo que por vosotros es partido: haced esto en memoria m�a. (25) Despu�s de la misma manera que tambi�n tom� la copa, despu�s de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre: haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de m�.

1 Corintios 11:28 Pero uno a s� mismo, y coma as� de aquel pan y beba de la copa.

1 Corintios 11:33-34 Por tanto, hermanos m�os, cuando os reun�s a comer, esperaos unos a otros. 34 Y si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reun�is para juicio. Y el resto pondr� en orden cuando yo venga.

1 Corintios 12:31 Procurad, pues, los mejores regalos: y sin embargo muestran yo os muestro un camino m�s excelente.

1 Corintios 14:01 Seguid la caridad, y los dones espirituales, sino que profetic�is.

1 Corintios 14:12 As� tambi�n vosotros, por cuanto sois celosos de los dones espirituales, procurad que se�is excelentes para la edificaci�n de la iglesia.

 

1 Corintios 14:13 Por lo cual, el que habla en una lengua desconocida ruego que la interprete.

1 Corintios 14:20 Hermanos, no se�is ni�os en el entendimiento: mas en la malicia que los ni�os os, pero en el sentido.

1 Corintios 14:26 �C�mo es, pues, hermanos? Cuando os reun�s, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelaci�n, tiene interpretaci�n. Que todo se haga hasta edificante.

1 Corintios 14:27-30 Si alguno habla en lengua extra�a, sea esto por dos, oa lo m�s tres, y por turno; y uno interprete. (28) Pero si no hay int�rprete, que guarde silencio en la iglesia, y hable a s� mismo ya Dios. (29), los profetas hablen dos o tres, y los dem�s juzguen. (30) Si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero de su paz.

1 Corintios 14:34-35 Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que se les ordena ser sujetas, como tambi�n la ley lo dice. (35) Y si quieren aprender alguna cosa, pregunten a sus maridos en casa, porque es una verg�enza que las mujeres hablen en la iglesia.

1 Corintios 14:37 Si alguno se imagina a s� mismo como un profeta, o espiritual, reconozca que las cosas que os escribo son mandamientos del Se�or.

1 Corintios 14:38 Pero si alguno se ignora, �l ser� ignorado.

1 Corintios 14:39 As� que, hermanos, procurad profetizar, y no impid�is el hablar en lenguas.

1 Corintios 14:39 As� que, hermanos, procurad profetizar, y no impid�is el hablar en lenguas.

1 Corintios 14:40 Que todo se haga decentemente y con orden.

1 Corintios 15:33 No os enga��is: las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

1 Corintios 15:34 Despierta a la justicia, y el pecado no, porque algunos no tienen el conocimiento de Dios: lo digo para su verg�enza.

1 Corintios 15:58 Por lo tanto, hermanos m�os amados, estad firmes, inconmovibles, abundando siempre en la obra del Se�or, pues que sab�is que vuestro trabajo no es en vano en el Se�or.

1 Corintios 16:1-2 cuanto a la ofrenda para los santos, como yo he dado orden a las iglesias de Galacia, as� tambi�n haced vosotros. (2) Tras el primer d�a de la semana cada uno de vosotros ponga por �l en el almac�n, como Dios le prosper�, que no se recojan cuando vengo.

1 Corintios 16:13 Velad, estad firmes en la fe, portaos varonilmente, y esforzaos.

1 Corintios 16:14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

1 Corintios 16:20 Todos los hermanos le saludamos. Saludaos unos a otros con �sculo santo.

1 Corintios 16:22 Si alguno no ama al Se�or Jesucristo, sea anatema Maranatha.

2 Corintios 6:01 Entonces, como colaboradores con �l, os exhortamos tambi�n a que no recib�is la gracia de Dios en vano.

2 Corintios 6:13 ya por una recompensa en el mismo, yo (hablo como a mis hijos), tambi�n vosotros estad ampliada.

2 Corintios 6:14 No os un�is en yugo desigual con los incr�dulos; porque �qu� compa�erismo tiene la justicia con la injusticia? �Y qu� comuni�n la luz con las tinieblas?

2 Corintios 6:17 Por lo cual salid de en medio de ellos, y vosotros apartaos, dice el Se�or, y no toqu�is lo inmundo; y yo os recibir�.

2 Corintios 7:1 Habiendo tanto, estas promesas, amados, limpi�monos de toda inmundicia de carne y de esp�ritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

2 Corintios 7:2 Reciba nosotros hemos hecho mal de nadie hemos corrompido, de nadie, nos han defraudado a nadie.

2 Corintios 8:11 Ahora, pues, realizar el hacer de ella, que a medida que hay una voluntad a la voluntad, lo que puede haber una actuaci�n tambi�n fuera de lo que hab�is.

2 Corintios 9:7 Cada uno d� como propuso en su coraz�n, as� que vamos a darle, no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

2 Corintios 10:17 Pero el que se glor�a, glor�ese en el Se�or.

2 Corintios 11:16 Otra vez digo: Que nadie me considere un tonto, si de lo contrario, sin embargo, como un tonto me reciba, para que yo me glor�e un poquito.

2 Corintios 13:05 Examinar mismos si est�is en la fe; probaos a vosotros mismos. �No sab�is vosotros mismos, que Jesucristo est� en vosotros, no sois reprobados?

2 Corintios 13:11 Por �ltimo, hermanos, adi�s. Sed perfectos, consolaos, sed de un mismo sentir y vivid en paz; y el Dios del amor y la paz estar� con vosotros.

2 Corintios 13:12 Saludaos unos a otros con �sculo santo.

G�latas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos ha hecho libres, y no est�is otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

G�latas 5:13 Porque vosotros, hermanos, hab�is sido llamados � la libertad, s�lo que no us�is la libertad como ocasi�n para la carne, sino serv�os por amor los unos a los otros.

G�latas 5:14 Porque toda la ley se cumple en una palabra, incluso en este: Amar�s a tu pr�jimo como a ti mismo.

G�latas 5:15 Pero si os mord�is y os devor�is unos a otros, mirad que tambi�n no os consum�is unos a otros.

G�latas 5:16 Digo, pues: Andad en el Esp�ritu, y vosotros no satisfag�is la concupiscencia de la carne.

G�latas 5:25 Si vivimos por el Esp�ritu, andemos tambi�n en el Esp�ritu.

G�latas 5:26 No seamos codiciosos de vana gloria, provocando unos a otros, envidia unos a otros.

G�latas 6:1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restaurar dicho uno en el esp�ritu de mansedumbre, consider�ndote a ti mismo, no sea que t� tambi�n seas tentado.

G�latas 6:2 Sobrellevad los unos las cargas y cumplid as� la ley de Cristo.

G�latas 6:04 Pero que cada uno examine su propia obra, y entonces tendr� gloria en s� mismo, y no en otro.

G�latas 6:06 Y el que se imparte en los siglos para comunicar la palabra lo que ense�a en todas las cosas buenas.

G�latas 6:7 No os enga��is: Dios no puede ser burlado: pues todo hombre sembrare, eso tambi�n segar�.

G�latas 6:09 Y no se cansan de hacer el bien: porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.

G�latas 6:10 En cuanto tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los que son de la familia de la fe.

Efesios 2:11-12 Por tanto, acordaos de que hab�is de estar en tiempo de los gentiles en la carne, erais llamados incircuncisi�n por eso que se llama la circuncisi�n en la carne hecha con mano (12) En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadan�a de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo:

 

Efesios 4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Se�or, que ya no and�is como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

Efesios 4:22-24 Que os postergar relativas a la entrevista anterior el viejo, que est� viciado conforme a los deseos enga�osos, (23) y ser renovados en el esp�ritu de vuestra mente, (24) y vest�os del nuevo hombre, que despu�s de creado seg�n Dios en justicia y santidad de la verdad.

Efesios 4:25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su pr�jimo, pues somos miembros los unos de los otros.

Efesios 4:26-27 Sed enojado, y el pecado no: no se ponga el sol sobre vuestro enojo, (27) ni deis lugar al diablo.

Efesios 4:28 El que hurtaba, no hurte m�s, sino m�s bien a aquel que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, que puede tener que dar al que tiene necesidad.

Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que es buena para la necesaria edificaci�n, a fin de dar gracia a los oyentes.

Efesios 4:30 Y no contrist�is al Esp�ritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el d�a de la redenci�n.

Efesios 4:31 Toda amargura, y la ira y la ira, y voces, y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia:

Efesios 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdon�ndonos unos a otros, como Dios tambi�n tiene el amor de Dios os perdon�.

Efesios 5:1-2 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados: (2) Y andad en amor, como tambi�n Cristo nos am�, y se entreg� por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios por un fragante olor.

Efesios 5:3-4 Pero fornicaci�n y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; (4) Ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhaner�as, que no convienen; sino m�s bien a los de agradecimiento.

Efesios 5:6-7 Nadie os enga�e con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. (7) no Sed, pues, part�cipes con ellos.

Efesios 5:8-10 Por otro tiempo erais tinieblas, ahora sois luz en el Se�or: andad como hijos de la luz: (9) (Porque el fruto del Esp�ritu es en toda bondad, justicia y verdad;) (10) demostrando lo que es agradable al Se�or.

Efesios 5:11 Y no particip�is en las obras infructuosas de las tinieblas, sino m�s bien reprendedlas.

Efesios 5:14 Por lo cual dice: Despi�rtate, t� que duermes, y lev�ntate de entre los muertos, y Cristo te alumbrar�.

Efesios 5:15 Mirad, pues, que os and�is, no como necios, sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los d�as son malos.

Efesios 5:17 Por tanto, no se�is insensatos, sino entendidos de cu�l sea la voluntad del Se�or.

Efesios 5:18 Y no os embriagu�is con vino, lo cual hay disoluci�n; antes bien sed llenos del Esp�ritu;

Efesios 5:18-20 Y no os embriagu�is con vino, lo cual hay disoluci�n; antes bien sed llenos del Esp�ritu, (19) hablando entre vosotros con salmos, himnos y c�nticos espirituales, cantando y alabando en su coraz�n al Se�or; ( 20) dando siempre gracias por todo al Dios y el Padre en el nombre de nuestro Se�or Jesucristo;

Efesios 5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Efesios 5:22-24 Las casadas est�n sujetas a sus propios maridos, como al Se�or. (23) porque el marido es cabeza de la mujer, as� como Cristo es cabeza de la iglesia, y �l es el salvador del cuerpo. (24) Por lo tanto, como la iglesia est� sujeta a Cristo, as� tambi�n las casadas lo est�n a sus maridos en todo.

Efesios 5:25-28 Maridos, amad a vuestras mujeres, as� como Cristo am� a la iglesia, y se entreg� por ella, (26) para santificarla, habi�ndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, (27) El hecho de que a fin de present�rsela a s� mismo, una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. (28) As� deben amar a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer s� mismo se ama.

Efesios 5:33 lo dem�s, cada uno de vosotros ame tambi�n a su esposa como a s� mismo, y la mujer, que respete a su marido.

Efesios 6:1-2 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Se�or: porque esto es justo. (2) Honra a tu padre y madre, que es el primer mandamiento con promesa;

Efesios 6:4 Y vosotros, padres, no provoqu�is a ira a vuestros hijos: sino criadlos en disciplina y amonestaci�n del Se�or.

Efesios 6:05 Siervos, obedeced a vuestros amos que son seg�n la carne, con temor y temblor, con sencillez de vuestro coraz�n, como a Cristo;

Efesios 6:9 Y vosotros, amos, hacer las mismas cosas a ellos, dejando las amenazas: sabiendo que el Se�or est� en los cielos, no hay acepci�n de personas con �l.

Efesios 6:10 Por �ltimo, hermanos m�os, fortaleceos en el Se�or, y en el poder de su fuerza.

Efesios 6:11-18 Vest�os de toda la armadura de Dios, para que se�is capaces de firmes contra las asechanzas del diablo. (12) Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

 

(13) Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que pod�is resistir en el d�a malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. (14) Estad, pues, ce�ida vuestra cintura con la verdad, y con la coraza de justicia, (15) y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz; (16) Sobre todo, tomad el escudo de la fe, os con que pod�is apagar todos los dardos de fuego del maligno. (17) Y tomad el yelmo de la salvaci�n y la espada del Esp�ritu, que es la palabra de Dios: (18) Orando en todo tiempo con toda oraci�n y s�plica en el Esp�ritu, y velando en ello con toda perseverancia y s�plica por todos los santos;

Filipenses 1:27-28 S�lo deje que su conversaci�n sea como conviene que el evangelio de Cristo: que si vengo a verte, o bien estar ausente, oiga de vosotros que est�is firmes en un mismo esp�ritu, con una mente combatiendo un�nimes por la fe del evangelio,

 

(28) Y en nada intimidados por sus adversarios: que consiste en una evidente se�al de perdici�n, mas para vosotros de salvaci�n, y la de Dios.

Filipenses 2:1-2 tanto, si hay alguna consolaci�n en Cristo, si alg�n consuelo de amor, si alguna comuni�n del Esp�ritu, si algunas entra�as y misericordias, (2) Cumplir con vosotros mi alegr�a, que est�is con ideas afines, con el mismo amor, por ser de com�n acuerdo, de una sola mente.

Filipenses 2:03 Vamos a hacer nada por rivalidad o vanagloria, sino con humildad, estimando cada uno a otros mejores que ellos.

Filipenses 2:4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual tambi�n por lo de los otros.

 

Filipenses 2:5-8 La actitud de ustedes debe ser, que hubo tambi�n en Cristo Jes�s: (6) El cual, siendo en forma de Dios, no estim� el ser igual a Dios: (7), pero se hizo de no reputaci�n, y tom� sobre s� la forma de siervo, y se hizo semejante a los hombres: (8) y estando en la condici�n de hombre, se humill� y se hizo obediente hasta la muerte, incluso la muerte de la cruz.

Filipenses 2:12 Por tanto, amados m�os, como siempre hab�is obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho m�s ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvaci�n con temor y temblor.

Filipenses 2:14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas,

Filipenses 2:16 asidos de la palabra de vida, para que yo pueda gloriarme en el d�a de Cristo, que no he corrido en vano, ni trabajado en vano.

 

Filipenses 2:29 Reciba pues en el Se�or con toda alegr�a, y mantener este tipo en la reputaci�n:

Filipenses 3:01 Por �ltimo, hermanos m�os, alegraos en el Se�or. Para escribir las mismas cosas que a usted, a m� no me es doloroso, pero para vosotros es seguro.

Filipenses 3:02 Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores.

Filipenses 3:15 nos Vamos por lo tanto, hasta ser perfectos, esto mismo sintamos: y si otra cosa os ser de otra manera mente, Dios se revela esto tambi�n os.

Filipenses 3:16 Sin embargo, aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa.

Filipenses 3:17 Hermanos, sed imitadores de m�, y mirad a los que as� como nos hab�is para un ejemplo.

Filipenses 4:01 Por tanto, hermanos m�os amados y deseados, gozo y corona m�a, estad as� firmes en el Se�or, amados.

Filipenses 4:4 Regocijaos en el Se�or siempre: otra vez digo: �Regocijaos.

Filipenses 4:5 Vuestra modestia sea conocida de todos los hombres. El Se�or est� cerca.

Filipenses 4:6 Por nada est�is afanosos, sino en toda oraci�n y ruego, con acci�n de gracias vuestras peticiones a conocer a Dios.

Filipenses 4:8 Por lo dem�s hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si no se digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4:9 Lo que hab�is aprendisteis y recibisteis y o�steis y visteis en m�, no: y el Dios de paz estar� con vosotros.

Filipenses 4:21 Saludad a todos los santos en Cristo Jes�s. Los hermanos que est�n conmigo te saludan.

Colosenses 2:6 manera que hab�is recibido a Cristo Jes�s el Se�or, andad en �l:

Colosenses 2:8 Mirad que nadie os enga�e por medio de filosof�as y huecas sutilezas, seg�n las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no seg�n Cristo.

Colosenses 2: (16) Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o respecto de un d�a santo, o de la luna nueva o d�as de reposo: (17) lo cual es sombra de lo que vendr� , pero el cuerpo es de Cristo.

Colosenses 2:18 Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los �ngeles, meti�ndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su mente carnal,

Colosenses 3:1-2 Si, pues, hab�is resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde est� Cristo sentado a la diestra de Dios. (2) Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Colosenses 3:5 Haced morir, pues, vuestros miembros que est�n sobre la tierra: fornicaci�n, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatr�a:

Colosenses 3:8 Pero ahora dejad tambi�n vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.

Mentira Colosenses 3:9 y no a otro, ya que hab�is despojado del viejo hombre con sus hechos;

Colosenses 3:12-14 Vest�os, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entra�as de misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; (13) soport�ndoos unos a otros, y perdon�ndoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro: la manera que Cristo os perdon�, as� tambi�n hacedlo vosotros. (14) Y sobre todas estas cosas vest�os de amor, que es el v�nculo de la perfecci�n.

Colosenses 3:15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Colosenses 3:16 La palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia en toda sabidur�a, ense��ndoos y exhort�ndoos unos a otros con salmos, himnos y c�nticos espirituales, cantando con gracia en vuestros corazones al Se�or.

Colosenses 3:17 Y todo lo que hac�is, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Se�or Jes�s, dando gracias a Dios Padre por medio de �l.

Colosenses 3:18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Se�or.

Colosenses 3:19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no se�is �speros con ellas.

Colosenses 3:20 Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto es as� agrada al Se�or.

Colosenses 3:21 Padres, no provoqu�is a ira a vuestros hijos, para que no se desanime.

Colosenses 3:22 Siervos, obedeced en todo a vuestros amos seg�n la carne, no sirviendo al ojo, ya que agradan � los hombres, sino con sencillez de coraz�n, temeroso de Dios:

Colosenses 3:23 Y hac�is otra cosa, hacedlo de coraz�n, como al Se�or, y no para los hombres;

Colosenses 4:01 Maestros, dar a vuestros siervos lo que es justo y equitativo, sabiendo que tambi�n vosotros ten�is un Amo en los cielos.

Colosenses 4:2 Perseverad en la oraci�n, velando en ella con acci�n de gracias;

Colosenses 4:03 Con todo orando por nosotros, que Dios abra para nosotros una puerta para la palabra, para hablar el misterio de Cristo, para que yo tambi�n estoy en bonos:

Colosenses 4:5 Andad sabiamente para con los de afuera, aprovechando bien el tiempo.

Colosenses 4:6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sep�is c�mo deb�is responder a cada hombre.

Colosenses 4:17 Y di a Arquipo: Cuida el ministerio que has recibido del Se�or, que lo cumplas.

1 Tesalonicenses 4:3-6 Porque esta es la voluntad de Dios es vuestra santificaci�n, que os apart�is de fornicaci�n: (4) Que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; (5) No en la lujuria de la concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios: (6) Que nadie ir m�s all� y defraudar a su hermano en cualquier asunto: porque el Se�or es el vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado .

1 Tesalonicenses 4:11-12 Y que procur�is tener tranquilidad, y para hacer su propio negocio, y trabajar con sus propias manos, como os hemos mandado; (12) para que and�is honestamente para con los que est�n fuera, y que teng�is necesidad de nada.

1 Tesalonicenses 4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

1 Tesalonicenses 5:06 Por lo tanto, no durmamos como los dem�s, sino velemos y seamos sobrios.

1 Tesalonicenses 5:08 Pero nosotros, que somos del d�a, seamos sobrios, vestidos con la coraza de fe y amor, y con un casco, con la esperanza de la salvaci�n.

1 Tesalonicenses 5:11 Por lo cual os comodidad juntos, y edificar unos a otros, como lo hac�is.

1 Tesalonicenses 5:12-13 Os rogamos, hermanos, que reconozc�is a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Se�or y os amonestan; (13) Y a los teng�is en mucha estima y amor por causa de su obra. Y estar en paz entre vosotros.

1 Tesalonicenses 5:14 Tambi�n os rogamos, hermanos, advertir a los que est�n comodidad rebelde, el d�bil mental, el apoyo a los d�biles, que se�is pacientes para todos los hombres.

1 Tesalonicenses 5:15 Mirad que ninguno pague mal por mal a ning�n hombre, pero antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, ya todos los hombres.

1 Tesalonicenses 5:16 Al�grense siempre.

1 Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.

1 Tesalonicenses 5:18 en todo, dar gracias, porque esta es la voluntad de Dios en Cristo Jes�s.

1 Tesalonicenses 5:19 No apagu�is el Esp�ritu.

1 Tesalonicenses 5:20 No menospreci�is las profec�as.

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo, retened lo bueno.

1 Tesalonicenses 5:22 Abstenerse de toda especie de mal.

1 Tesalonicenses 5:26 Saludad a todos los hermanos con �sculo santo.

1 Tesalonicenses 5:27 Yo os conjuro por el Se�or que esta carta se lea a todos los santos hermanos.

que est�n sobre la tierra: fornicaci�n, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatr�a:

2 Tesalonicenses 1:7 Y usted que son reposo con nosotros, cuando el Se�or Jes�s se revela desde el cielo con sus poderosos �ngeles,

2 Tesalonicenses 2:2 que no se�is muy pronto sacudido en mente, o se angustien, ni por esp�ritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, como que el d�a del Se�or est� cerca.

2 Tesalonicenses 2:3 Nadie os enga�e en ninguna manera; porque no vendr� sin que antes venga la apostas�a, y que el hombre de pecado sea revelado, el hijo de perdici�n;

2 Tesalonicenses 2:15 As� que, hermanos, estad firmes y conservad las tradiciones que hab�is aprendido, sea por palabra o por carta nuestra.

2 Tesalonicenses 3:01 Por �ltimo, hermanos, orad por nosotros, que la palabra del Se�or corra y sea glorificada, as� como est� con usted:

2 Tesalonicenses 3:06 Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Se�or Jesucristo, que os apart�is de todo hermano que ande desordenadamente, y no seg�n la ense�anza que recibi� de nosotros.

2 Tesalonicenses 3:10-12 Porque tambi�n cuando est�bamos con vosotros, esto que os hemos mandado, que si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. (11) nos enteramos de que hay algunos que entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, pero meti�ndose. (12) ya los que son tales mandamos y exhortamos por nuestro Se�or Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

2 Tesalonicenses 3:13 Mas vosotros, hermanos, no os cans�is de hacer el bien.

2 Tesalonicenses 3:14-15 Y si alguno no obedece nuestra palabra en esta carta, tenga en cuenta que el hombre, y no os junt�is con �l, para que se averg�ence. (15) Sin embargo, no contar con �l como un enemigo, sino advertir a �l como un hermano.

1 Timoteo 1:3-5 Como yo te rogaba a cumplir todav�a en Efeso, cuando fui a Macedonia, que t� fueras cargo algunos que no ense�en otra doctrina, (4) ni presten atenci�n a f�bulas y genealog�as interminables, que cuestiona ministro , en lugar de edificaci�n de Dios que est� en la fe: tambi�n lo hacen. (5) Ahora, el fin del mandamiento es la caridad de coraz�n puro, y de una buena conciencia y de fe no fingida:

1 Timoteo 1:18-19 Este cargo me comprometo a ti, hijo Timoteo, conforme a las profec�as pasadas de ti, que t� fueras la guerra por ellas buena milicia; (19) Manteniendo la fe y buena conciencia, que algunos habiendo alejado fe respecto a que naufragaron en:

1 Timoteo 2:1-2 exhorto por tanto, que, en primer lugar, s�plicas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres, (2) por los reyes y por todos los que est�n en eminencia, para que nosotros puede llevar una vida quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

1 Timoteo 2:8 Por lo tanto, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.

1 Timoteo 2:9 De la misma manera tambi�n, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos.

1 Timoteo 2:11-12 La mujer aprenda en silencio con toda sujeci�n. (12) Porque no permito a la mujer ense�ar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

1 Timoteo 3:1-7 Este es un refr�n fiel: Si alguno anhela obispado, que buena obra desea. (2) el obispo sea irreprensible, marido de una mujer, sol�cito, templado, de buen comportamiento, hospedador, apto para ense�ar; (3) No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino paciente, no un luchador, no avaro; (4) que gobierne bien su casa, que tenga sus hijos en sujeci�n con toda honestidad (5) (Para el que no sabe gobernar su propia casa, �c�mo se toman cuidado de la iglesia de Dios?) (6) No un ne�fito, no sea que se levant� con orgullo que caiga en la condenaci�n del diablo. (7) Tambi�n es necesario que tenga buen testimonio de los que est�n afuera, que no caiga en descr�dito y en lazo del diablo.

1 Timoteo 3:8-13 Los di�conos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas; (9) La celebraci�n del misterio de la fe con limpia conciencia. (10) Y �stos tambi�n sean antes probados; luego dejarles usar el oficio de di�cono, si son irreprensibles. (11) A�n as� es necesario que sus esposas sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. (12) Los di�conos sean maridos de una sola mujer, que gobiernen bien sus hijos y sus casas. (13) Para los que tienen el oficio de un di�cono y ganan para s� un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jes�s.

1 Timoteo 4:7 Pero se niegan profanas y de viejas f�bulas ‘, la piedad y el ejercicio a ti mismo y no a ti.

1 Timoteo 4:11 Esto manda y ense�a.

1 Timoteo 4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino s� ejemplo de los creyentes, en palabra, conducta, amor, esp�ritu, fe y pureza.

1 Timoteo 4:13 Entre tanto que voy, oc�pate en la lectura, la exhortaci�n y la doctrina.

1 Timoteo 4:14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profec�a con la imposici�n de las manos del presbiterio.

04:15 1 Timoteo Medita sobre estas cosas, te dan en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

1 Timoteo 4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina, persiste en ello, pues haciendo esto, har�s tanto s�lvate a ti mismo ya los que te escuchen.


to YOU……..

Are You Following the World, Acting Like, Dressing Like?

Following the Worlds Ideals and World’s Trends?

Or, are You Following Jesus’s, the Apostles, and Evangelists Teachings?

From the Protestant Christian Bible New Testament?

Se está siguiendo el Mundial, actuando como, vestirse como?

Siguiendo los ideales de los mundos y del mundo Tendencias?

O bien, se está siguiendo a Jesús de los Apóstoles y Evangelistas Enseñanzas?

Desde el protestante de la Biblia Nuevo Testamento cristiano?


This most likely applies to you, even though you might think you are making your own decisions……

Are You Following the World, Acting Like, Dressing Like?

Following the Worlds Ideals and World’s Trends?

Or, are You Following Jesus’s, the Apostles, and Evangelists Teachings?

From the Protestant Christian Bible New Testament?

Se está siguiendo el Mundial, actuando como, vestirse como?

Siguiendo los ideales de los mundos y del mundo Tendencias?

O bien, se está siguiendo a Jesús de los Apóstoles y Evangelistas Enseñanzas?

Desde el protestante de la Biblia Nuevo Testamento cristiano?


How to Follow Jesus? in December 2013?

Then Jesus said to His disciples, “If anyone wishes to come after Me, he must deny himself, and take up his cross and follow Me.

Entonces Jesús dijo á sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

 

How do you follow Jesus?

You can follow Jesus by understanding God’s plan of Salvation for humanity. Adam and Eve, the first man and woman disobeyed God. Their disobedience brought their punishment called sin.Sin changed their spiritual and physical existence. Both now were destined to hell spiritually, and the grave physically. However, in Genesis 3:15 God promised to bring one in the future to destroy this punishment called sin. For Adam and all else to be saved from sin’s punishments they had to believe and obey God until the Messiah came.

Jesus was the offering for all of humanity’s sins of the past, present, and future. To perform this supernatural spiritual and physical cleansing of all humanity from sin one time, could only be done by a God-man, and that is who Jesus is, equally God and Man, equal with the Father and the Holy Spirit. The three person within one Godhead.

All the earthly bodies of the followers of Jesus and those, who believed in the Messiah’s coming since the time of Adam and Eve, will be raised and receive a new spiritual glorified body and then, shall rule and reign with Christ Jesus in the earth and heavenlies, from the new eternal earthly world.

To follow Jesus today means to follow the teachings of Jesus, the Apostles and Evangelists, which is found, in the only true and correct version inspired from God to man, and that is in the Protestant Christian Bible. The Protestant Christian Bible’s Old Testament is the History of the beginning of the world, and the coming of Jesus. Only today, since Jesus’s redemption of humanity, the New Testament alone is to be obeyed.

All religions, that reject the Protestant Christian New Testament, as the only inspired word from God to man are false and to be rejected.

All other man created religious traditions that change the essential Protestant Christian Bible New Testament truths, either by Protestant, Roman Catholic, or, all other wordly religions, are to be rejected in total. There is no Pick and Choose,  JESUS ONLY !

L.A.M. The Light Amidst the Mong, Christian Outreach Inc 1978 Saint Charles Missouri US.

Protestant Christian Missionary Norman Oetker

¿Cómo se puede seguir a Jesús ?

Puedes seguir a Jesús por entender el plan de salvación de Dios para la humanidad. Adán y Eva, el primer hombre y la mujer desobedecieron a Dios . Su desobediencia trajo su castigo llamado pecado. Sin cambiar su existencia espiritual y física. Ahora ambos estaban destinados al infierno espiritualmente , y la tumba físicamente. Sin embargo , en Génesis 3:15 Dios prometió traer uno en el futuro para destruir este castigo se llama pecado. Porque Adán y todo lo demás para ser salvados de los castigos del pecado que tenían que creer y obedecer a Dios hasta que vino el Mesías.

Jesús fue la ofrenda de todos los pecados de la humanidad del pasado , presente y futuro. Para realizar esta limpieza espiritual y física sobrenatural de toda la humanidad del pecado de una vez, sólo podía ser realizado por un Dios-hombre , y eso es lo que es Jesús, igualmente Dios y Hombre, igual con el Padre y el Espíritu Santo. La tres personas dentro de una Deidad.

Todos los cuerpos terrenales de los seguidores de Jesús y aquellos que creían en la venida del Mesías desde los tiempos de Adán y Eva, se levantarán y recibir un nuevo cuerpo glorificado y espiritual a continuación , deberán gobernar y reinar con Cristo Jesús en la tierra y celestiales , desde el nuevo mundo terrenal eterna .

Seguir a Jesús significa hoy para seguir las enseñanzas de Jesús, los apóstoles y evangelistas , que se encuentra , en la única versión verdadera y correcta inspirada de Dios al hombre , y que está en la Biblia cristiana protestante. El cristiano protestante del Antiguo Testamento es la historia del principio del mundo , y la venida de Jesús. Sólo hoy , ya que la redención de la humanidad de Jesús , solo el Nuevo Testamento debe ser obedecida .

Todas las religiones, que rechazan la protestante cristiana del Nuevo Testamento , como la única palabra inspirada de Dios al hombre son falsas y deben rechazarse .

Todo otro hombre creado tradiciones religiosas que cambian las verdades esenciales protestante Biblia cristiana del Nuevo Testamento, ya sea por protestantes, católicos , o , el resto de las religiones mundanas , deben ser rechazadas en total. No hay escoger y elegir , JESUS ​​SOLAMENTE!

 

L.A.M. La Luz En medio de la Mong , Christian Outreach Inc 1978 Saint Charles Missouri EE.UU. .

Protestante Christian Missionary Norman OetkerImage



English Spanish Practice Slides

English Spanish Practice Slides

English Spanish Practice Slides




Guitar Hmong Mong Tonal Guide

Guitar Hmong Mong Tonal Guide

Continue Reading

Hmong Mong Music Language Sheets

Hmong Mong Music Language Sheets

Continue Reading